Realizar actividades cotidianas o pasar calor podrán ahora hacer que se genere energía eléctrica a partir de nuestro cuerpo, incluso si estamos durmiendo. Un dispositivo diminuto y revolucionario lo permitirá.

Entre los creadores de este dispositivo figuran Lu Yin, Joseph Wang, Jong-Min Moon y Juliane Sempionatto, los cuatro de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos.

El dispositivo es una tira delgada y flexible que puede llevarse en la punta del dedo como si fuese un trozo de esparadrapo y que genera pequeñas cantidades de electricidad cuando el dedo de la persona suda o ejerce presión. Un relleno de electrodos de espuma de carbono absorbe el sudor y lo convierte en energía eléctrica. Los electrodos están equipados con enzimas que desencadenan reacciones químicas entre el lactato y el oxígeno para generar electricidad. Debajo de los electrodos hay un chip con material piezoeléctrico, que genera energía eléctrica adicional cuando se le presiona.

Hasta la fecha, el dispositivo es el recolectador ponible de energía corporal más eficiente inventado, ya que produce 300 milijulios (mJ) de energía por centímetro cuadrado sin ningún aporte de energía mecánica durante un período de sueño de 10 horas y 30 mJ adicionales de energía con una presión puntual del dedo, por ejemplo al pulsar un botón.

El dispositivo representa un importante paso adelante en la electrónica ponible (que se puede llevar puesta como ropa o como parte de ella).