En un estudio se ha logrado identificar 2.034 sistemas solares cercanos, dentro de un radio de no más de 326 años-luz de distancia de la Tierra, desde cuyos exoplanetas, si en ellos existieran alienígenas inteligentes, estos podrían apuntar sus instrumentos hacia nuestro Sol y descubrir la Tierra gracias simplemente al paso ocasional de esta justo por delante del Sol, algo que facilita mucho la detección de planetas, en comparación con si nunca pasan por delante de su estrella.

Disponer de esta perspectiva visual no está al alcance de todos los sistemas estelares conocidos. Los 2.034 identificados están posicionados en puntos del cosmos que permitieron, permiten o permitirán ver de vez en cuando a la Tierra cruzando por delante del Sol.

Las autoras de la investigación son Lisa Kaltenegger, directora del Instituto Carl Sagan en la Universidad Cornell en Estados Unidos, y Jackie Faherty, del Museo Estadounidense de Historia Natural (AMNH) en Nueva York.

Concretamente, hay 1.715 sistemas estelares que podrían haber divisado la Tierra desde que la civilización humana floreció hace unos 5.000 años, y 319 sistemas estelares más que se añadirán a la lista en los próximos 5.000 años.

De los 2.034 sistemas estelares que han pasado por la Zona de Tránsito de la Tierra (un punto del espacio desde donde puede verse a la Tierra cruzando por delante del Sol) durante el período de 10.000 años examinado, 117 se encuentran a menos de 100 años-luz del Sol y 75 de ellos han estado en la Zona de Tránsito de la Tierra desde que las estaciones de radio comerciales de la Tierra y luego las de televisión comenzaron a emitir hace aproximadamente un siglo. Algunas de esas emisiones se propagan por el cosmos lo suficiente como para resultar detectables desde planetas en órbita a otras estrellas.

Tal como aclara Faherty, nuestro vecindario cósmico es un lugar dinámico en el que las estrellas entran y salen de ese punto de observación perfecto para ver a la Tierra cruzar por delante del Sol.

En el catálogo de 2.034 sistemas estelares, hay siete que se sabe que albergan exoplanetas. Cada uno de estos mundos ha tenido o tendrá la oportunidad de detectar la Tierra, al igual que los científicos de la Tierra mediante esa técnica del tránsito (observar un planeta cruzando por delante de su estrella) han encontrado miles de mundos orbitando otras estrellas.

Observando a los exoplanetas lejanos cruzar por delante de su sol, los astrónomos de la Tierra pueden averiguar características de la atmósfera retroiluminada por ese sol.

De igual modo, si alguno de esos exoplanetas alberga vida inteligente, puede observar la Tierra a contraluz del Sol y ver las firmas químicas de vida presentes en nuestra atmósfera.

El sistema Ross 128, con una estrella enana roja, está a unos 11 años-luz de nosotros y es el segundo sistema más cercano con un exoplaneta del tamaño de la Tierra (concretamente tiene 1,8 veces el tamaño de nuestro planeta). Los habitantes de este exoplaneta podrían haber visto a la Tierra cruzar por delante de nuestro Sol durante 2.158 años, comenzando hace unos 3.057 años; perdieron su atalaya hace unos 900 años.