Siempre hemos dado por hecho que el ser humano es el único animal que posee la capacidad del lenguaje, gracias a la cual nos comunicamos unos con otros de manera muy sofisticada. Sin embargo, una investigación llevada a cabo con la ayuda de la inteligencia artificial sugiere que algunos mamíferos marinos ya célebres por su gran inteligencia, como los delfines y los cetáceos que coloquialmente llamamos ballenas en su conjunto, tienen algo comparable a un lenguaje y que podría ser descifrado mediante inteligencia artificial,

 

Este llamativo estudio es obra de un equipo encabezado por Pratyusha Sharma, del Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial (CSAIL), dependiente del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Estados Unidos.

 

En el estudio, se ha llegado a la conclusión de que los cachalotes investigados poseen algo comparable a un alfabeto y que lo emplean siguiendo patrones mucho más complejos de lo que hasta ahora se creía posible.

 

El sistema de inteligencia artificial ha detectado estructuras sofisticadas que son análogas a las unidades básicas de la fonética humana y que claramente varían dependiendo del contexto de la comunicación.

 

Los cachalotes exhiben conductas sociales muy complejas, tanto entre individuos como entre familias y hasta entre «grupos culturales». Es obvio que ello exige una comunicación lo bastante compleja y fluida.

 

Seguramente no es casualidad que el cachalote posea el cerebro más grande de entre todos los animales conocidos.