Las estrellas brillan como faros en la oscuridad, ofreciendo pistas cruciales sobre la historia y la evolución del universo. Uno de los enigmas más fascinantes que los astrónomos han perseguido durante siglos es el desafío de determinar la edad de estas incandescentes esferas de gas. Son varios los métodos científicos detrás de la determinación de la edad de las estrellas y cómo esta información revela los secretos del cosmos:

 

1.      Método del Diagrama de Hertzsprung-Russell (HR): El diagrama de Hertzsprung-Russell, una herramienta fundamental en la astronomía estelar, traza la luminosidad de las estrellas en función de su temperatura superficial. Utilizando este diagrama, los astrónomos pueden clasificar las estrellas en diferentes etapas de su evolución, desde la secuencia principal hasta las gigantes rojas y las enanas blancas. La posición de una estrella en el diagrama HR proporciona una estimación de su edad, ya que las estrellas evolucionan a lo largo de trayectorias específicas a medida que envejecen.

 

2.      Medición de la Velocidad de Rotación: A medida que las estrellas envejecen, tienden a disminuir su velocidad de rotación debido a la conservación del momento angular. Observaciones precisas de la velocidad de rotación de una estrella pueden proporcionar pistas sobre su edad, ya que las estrellas más jóvenes tienden a girar más rápido que las estrellas más viejas. Esta técnica es especialmente útil para determinar la edad de estrellas jóvenes en formación en cúmulos estelares.