Gracias a unos experimentos reveladores, unos investigadores han demostrado la existencia del altermagnetismo. El descubrimiento de esta nueva rama del magnetismo significa que acaba de abrirse un nuevo campo de la física fundamental, con repercusiones en muchas áreas tecnológicas pero sobre todo en la espintrónica.

 

El magnetismo es mucho más que los imanes que pegamos en la nevera. Esta comprensión de la verdadera extensión del magnetismo llegó con el descubrimiento de los materiales antiferromagnéticos hace casi un siglo. Desde entonces, la familia de los materiales magnéticos se ha dividido en dos clases fundamentales: la rama ferromagnética conocida desde hace varios milenios y la rama antiferromagnética.

 

La demostración experimental de la existencia de una tercera rama del magnetismo, denominada altermagnetismo, se realizó en el sincrotrón SLS (Swiss Light Source), gracias a una colaboración internacional dirigida por la Academia Checa de Ciencias junto con el Instituto Paul Scherrer de Suiza.