CARMENCHU BRUSÍLOFF, Santo Domingo, RD.- “Cerrado hasta nuevo aviso como medida de contención en la lucha contra el coronavirus”. Es la razón por la cual no puede visitarse el Parque del Buen Retiro, el lugar donde la Fe­ria del Libro se celebra en junio, aunque este año se ha pospuesto para octubre. Otros parques de la capital de España, sin embargo, abrieron el viernes pasado, aun­que con ciertas restricciones a las que obliga la pandemia del Co­vid-19. Según señala el alcalde José Luis Martínez-Almeida, se reabren “para pasear o hacer de­porte, no para estar”.

Por su amplia extensión de 125 hectáreas, sería difícil el control en el Parque del Retiro. Por eso éste, así como Casa de Campo, Jardines de Sabatini y otros grandes parques permane­cen cerrados temporalmente.

El Jardín del Retiro, con más de 15,000 árboles, tiene varios jardines. Entre ellos la Rosaleda, que como su nombre indica está dedicado sólo a rosas. Mas es su Estanque Grande, especialmen­te en domingos y días festivos, el punto que atrapa la principal mi­rada del que por vez primera lle­ga hasta aquí y observa sobre to­do a parejas jóvenes navegando sus aguas en barcas de remo.

Ubicado en el corazón de Ma­drid, en la Plaza Independencia y frente a la Puerta de Alcalá (levan­tada entre 1774 y 1778 como un arco triunfal que daba entrada a la Villa), este extenso pulmón verde fue diseñado en el siglo XVII, por iniciativa del rey Felipe IV.

No está empero este terre­no abierto dedicado únicamen­te a actividades al exterior. Cuen­ta con varios edificios, entre ellos el Palacio de Velázquez que antes fuera Pabellón para la Exposición de Minería y el Palacio de Cristal, creado sobre una estructura me­tálica en 1887 para exhibir plan­tas exóticas de Filipinas. Ambos edificios son locales dedicados a exposiciones.

Dentro de la heterogeneidad de ofertas que tiene el Parque del Retiro, aparte de kioskos y terrazas, cuenta con la llamada Casa del Contrabandista, don­de funciona Florida Retiro. Está dedicada a actividades de ocio y de hostelería. Otros lugares de atracción son la Casa del Pes­cador y la Montaña Artificial. Sin olvidar el imponente mo­numento a Alfonso XII, frente al Estanque. Y sin dejar de lado el que en un tiempo era considera­do único en el mundo: el monu­mento del Ángel Caído. Como obra reciente de gran simbolis­mo está el Bosque del Recuer­do, un homenaje a las víctimas de los atentados terroristas en Madrid el 11 de marzo del año 2004.