El juez del Juzgado de Aten­ción Permanente de San­to Domingo Este, dictó 3 meses de prisión preventi­va en contra de uno de los presuntos responsables de “sustraer cables eléctricos” y otros artefactos de la pista de aterrizaje del Aeropuerto Las Américas (AILA) y que causó un apagón que provo­có la cancelación de un vuelo y el desvío de varios aviones a otros aeropuertos.

El magistrado Bernardo Coplin García dispuso que el imputado Luis Abel Bens Ál­varez, de 21 años de edad, cumpla la prisión en el Cen­tro de Corrección y Rehabi­litación de San Pedro de Ma­corís.

El juez tomó como funda­mento enviar al imputado a la cárcel de San Pedro de Ma­corís, por el hecho de que sus familiares residen en Andrés Boca Chica, y se le hace más fácil que visitarlo al Penal de La Victoria.

El tribunal tomó la deci­sión de imponerle prisión preventiva, tras acoger un pe­dimento presentado en ese sentido por la fiscalía de esa jurisdicción quien tiene a su cargo la investigación.

En la audiencia, Luis Abel dijo sentirse arrepentido de penetrar al área de aterrizaje del aeropuerto y cortar los ca­bles eléctricos, junto a su her­mano y otro hombre, quienes se encuentran prófugos.

Declaró que en su condi­ción de buzo (recoge basura) siempre penetraba a esa área restringida, pero que siem­pre estaba solicitaría y que nunca había seguridad, por lo que ese día se lo ocurrió a ellos, robarse los alambres de la rampa.

“Magistrado nosotros pe­netramos y con una pinza rompimos los alambres, pe­ro no sabíamos que eso iba a ocasionar algo tan grande en la pista de aterrizaje. Yo me siento arrepentido, esta es la primera vez que caigo preso”, dijo en momento en que el tribunal le pidió que si iba a declarar o a guardar si­lencio.

De acuerdo a la solicitud de medida de coerción, el imputado quien se entregó de manera voluntaria en el destacamento de Boca Chi­ca, admitió haber cometido el hecho junto a su hermano Anderson Torres (Cochin). Ambos acostumbraban a pe­netrar a las zonas aledañas del aeropuerto en busca de desechos.