Nada menos que 1,3 millones de cuásares de todo el universo visible integran el nuevo mapa.

 

Los cuásares son agujeros negros supermasivos tragando gran cantidad de materia en el centro de galaxias. Su intensa actividad calienta la materia de su entorno, haciendo brillar de manera espectacular ese envoltorio. Fácilmente, los cuásares pueden ser cientos de veces más luminosos que las galaxias que los albergan.

 

Los agujeros negros son concentraciones colosales de masa con un campo gravitatorio tan intenso que nada de lo que cae en ellos puede salir, ni siquiera la luz. De ahí su color negro, debido a su oscuridad total. Irónicamente, los agujeros negros del tipo descrito son motores de los objetos astronómicos más luminosos del universo, los cuásares.

 

El nuevo mapa y catálogo registra la ubicación de cerca de 1,3 millones de cuásares en el espacio y el tiempo, los más lejanos de los cuales ya resplandecían cuando el universo tenía tan solo 1.500 millones de años. (El universo tiene ahora 13.700 millones de años).

 

El mapa lo ha confeccionado un equipo encabezado por Kate Storey-Fisher, del Centro de Cosmología y Física de Partículas en el Departamento de Física de la Universidad de Nueva York, Estados Unidos.

 

«Este catálogo de cuásares es diferente de todos los catálogos anteriores en que nos da un mapa tridimensional de un volumen de espacio mayor que el representado en cualquier otro mapa previo», explica David Hogg, del Centro de Astrofísica Computacional en el del Instituto Flatiron, adscrito a la Fundación Simons de Estados Unidos, y cocreador del mapa. «No es el catálogo con más cuásares, ni tampoco con las mediciones de mejor calidad de los cuásares, pero es el catálogo con el mayor volumen total del universo cartografiado».