El agua líquida es un ingrediente clave para la vida y con este hallazgo queda claro que la presencia de esta preciada sustancia en astros es mucho más común de lo que se creía.

 

Oculto bajo la superficie fuertemente craterizada de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se ha estado escondiendo hasta ahora un secreto: un océano global de agua líquida. Este asombroso descubrimiento viene además acompañado por información adicional sobre las características de dicho mar. El dato más importante es que se trata de un océano joven formado hace tan solo entre 5 y 15 millones de años, lo que convierte a Mimas en un objetivo privilegiado para estudiar los orígenes de la vida en nuestro sistema solar.

 

La investigación que ha culminado con este hallazgo es obra de un equipo encabezado por Valéry Lainey, del Observatorio de París en Francia.

 

Mimas es una luna pequeña, de solo unos 400 kilómetros de diámetro, y tanto su minúsculo tamaño como su superficie fuertemente craterizada no daban ningún indicio del océano oculto en el subsuelo, tal como subraya Nick Cooper, de la Universidad Queen Mary de Londres en el Reino Unido y coautor del estudio.

 

Este descubrimiento añade a Mimas al club de las lunas con océanos internos, entre las que se encuentran Encélado de Satu