Tener pareja y formar una familia debería de ser el anhelo de todo individuo, pero no es así para aquellos que no quieren asumir el compromiso de una relación estable y duradera. Estas personas son las que le dan forma a la agamia, una dinámica que deja a un lado el convencionalismo de estabilidad y donde el amor no es primordial. 

Pero para conocer a fondo sobre este modelo de vida adoptado por algunas personas, la sexóloga y terapeuta de familia y pareja, Ana Simó, habla para LISTÍN DIARIO sobre este fenómeno.

La especialista asegura que las personas ágamas no creen en las relaciones de pareja y para ellas la monogamia (la unión con una sola persona) no es necesaria, y por ende, no necesitan relaciones duraderas.