Al entrar al Museo de la Burocracia en Berlín, los visitantes son conducidos al interior de un árbol hueco. Es un símbolo de la burocracia: cada día son talados 52 árboles para producir el papel que necesita la maquinaria burocrática en Alemania, dicen los organizadores del museo.

Alemania es famosa por su burocracia. Una de las principales promesas del Gobierno de centro-izquierda era acabar con la maraña de leyes. Pero muchos creen que los nuevos proyectos de ley sobre este asunto, que deben ser aprobados por el Parlamento a finales de junio, se quedan muy cortos.

Ahora, la Iniciativa Nueva Economía Social de Mercado (INSM, por sus siglas en alemán), una fábrica de pensamiento sobre la economía de mercado, le dedica todo un museo a la burocracia. El INSM también es una organización lobista financiada por las asociaciones patronales de la industria metalúrgica y eléctrica. Desde hace tiempo, aboga por reducir la burocracia en la economía alemana.

«En todos los países existe la burocracia, pero ésta se ha convertido en la principal desventaja de Alemania para hacer negocios, por delante de los impuestos y los precios de la energía», afirma Thorsten Alsleben, Director General de la INSM. Según él, la burocracia es motivo suficiente para que el 58 por ciento de las empresas decidan no invertir en Alemania. Alsleben acusa a la política y a la burocracia alemanas de acabar con la innovación y el espíritu emprendedor de las empresas.

Papeleo y digitalización
La burocracia alemana es lenta, tanto para las empresas como para los ciudadanos. Muchos servicios, como la solicitud del carné de conducir o el documento de identidad, requieren citas en persona, y conseguir una puede ser difícil. Según el museo, las pequeñas y medianas empresas dedican unas 13 horas semanales a papeleo para autoridades y oficinas.

Alemania también está rezagada en materia de digitalización en comparación con otras naciones europeas. La Unión Europea (UE) ya había aprobado, en 2017, una ley que obliga a las autoridades a implantar digitalmente unos 580 servicios para finales de 2022. A principios de 2024, en Alemania solo 81 de estos servicios funcionaban completamente y 96 parcialmente digitalizados.