República Dominicana se encuentra entre los países en que el vencimiento del servicio de la deuda para el período 2024-2028 incluye una elevada participación de moneda local (superior al 50%) y de tasas fijas, lo que a juicio de la Comisión Económica para América Latina, debería limitar los riesgos externos vinculados al tipo de cambio y a las tasas de interés de la política monetaria externa.

De acuerdo con la Cepal, la estructura del servicio de la deuda pública al cierre del 2023, que en la actualidad representa unos US$53,000 millones (capital e intereses),  estaba compuesta un 72% en moneda local y un 27% en dólares, y un 99% a tasa fija.

En su informe «Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2024», el organismo económico señala que los riesgos asociados a la acumulación de deuda pública también afectan la sostenibilidad de las finanzas públicas a mediano plazo, principalmente por el aumento del costo del servicio de la deuda, que repercute negativamente en los