Tradicionalmente, las importaciones de rubros agrícolas en República Dominicana han tenido su origen en un desabastecimiento coyuntural y posteriormente en cumplimiento con los contingentes arancelarios contemplados en el Acuerdo GATT ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) y los acuerdos de libre comercio rubricados por el país a partir de los años 90, como el DR-Cafta.

Sin embargo, otra inferencia del crecimiento de las importaciones de bienes del agro, independientemente del impacto del cambio de clima y fenómenos atmosféricos, y la pérdida de poder adquisitivo y el empleo, también incide la recuperación económica, lo que contribuye a impulsar el suministro de alimentos.

Cifras del Banco Central indican un aumento de las importaciones no petroleras del país en más de un 63% en junio y en 31% en los primeros seis meses de este año, entre las que se encuentran los bienes alimenticios, aunque no se pudo determinar en detalles las entradas específicas.

Actualmente, se teme que productos que con anterioridad abastecían el mercado interno y, cuyos faltantes coyunturales no eran tan significativos, puedan impactar la producción nacional, como el caso de las habichuelas; y las divisas.

Habichuelas
En el país, la producción de habichuelas pintas, seguida de las rojas, negras, blancas, guandules y en menor proporción el maíz blanco (para consumo humano) componen la producción de granos de mayor consumo de la población.

En 2002, la producción de habichuelas en República Dominicana fue de 1.2 millones de quintales. En general, la producción de todas la leguminosas fue de un promedio de 1 a 1.7 millones de quintales.

No obstante, una Guía Comercial del País que trata sobre el sector agricultor dominicano publicada por la Oficina de  Asuntos Agrícolas de Estados Unidos (USDA) destaca las oportunidades de Estados Unidos en este país y el crecimiento de las importaciones totales desde ese mercado.

El reporte del USDA indica que “los frijoles pintos son un alimento básico en la dieta dominicana y la República Dominicana fue autosuficiente en la producción de frijoles pintos rojos durante muchos años. No obstante, la producción ya no puede satisfacer la demanda interna”. 

De acuerdo con el reporte, “en los últimos años, las importaciones mundiales de frijoles secos a República Dominicana han promediado más de 37,000 toneladas métricas por año, alcanzando un valor estimado de US$58 millones en 2020, debido a la escasez de producción”.

Otra explicación que la Guía Comercial de República Dominicana para los inversionistas estadounidenses radica en que “la mayoría de las importaciones de frijoles secos en la República Dominicana provienen de puertos estadounidenses ubicados en el Golfo de México, y algunos se transbordan desde el medio oeste de los Estados Unidos a través de Canadá”. 

Economía
El informe preliminar del semestre, del Banco Central, indica que en el semestre enero-junio las importaciones crecieron de forma interanual en 36.8 %, y de estas las no petroleras aumentaron 31.6%, por el aumento de la demanda de insumos y bienes.

Solo en junio, agrega, “las importaciones totales crecieron 70.4% con respecto al mismo período de 2020, de las cuales las no petroleras aumentaron 63.6%, cónsono con el comportamiento de la demanda interna”.  

USDA-Oficina de Asuntos Agrícolas
Ofrece los datos de la Guía Comercial para importar desde EE.UU. hacia el país.

Frijoles
Indica que RD fue autosuficiente en la producción de frijoles pintos rojos durante muchos años. 

Baja producción
Las importaciones mundiales de frijoles secos a RD promedian más de 37,000 toneladas métricas por año.

Oportunidades
El especialista agrícola del sector de granos, Virgilio Mayol, expone las oportunidades en trigo y haria de so

Maíz
RD importó un total de 1,384,250 TM de maíz. Brasil suministró el 54%, y EE.UU. con el 38%.