El Pabellón de Gimnasia, la obra más costosa del Parque Mirador del Este, está sufriendo graves daños en su estructura.

Se levantó a un costo de 170 millones de pesos para los Juegos Panamericanos de Santo Domingo 2003, y luego de 21 años sufre un deterioro de difícil reparación.

Las instalaciones deportivas del país padecen de un mal que no ha cambiado con el tiempo, y es que luego de remozadas, las autoridades de esos recintos no se dedican al mantenimiento que necesitan dichas obras. A la mayoría le sucede igual.