Unos investigadores han ideado un sistema para que las viviendas bajas resistan terremotos.

 

El sistema, preparado por científicos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y la Universidad Nacional de Cuyo, en Argentina ambas instituciones, consiste en la adaptación de un sistema de control de vibraciones para evitar el colapso de viviendas bajas durante el movimiento sísmico.

 

“Lo novedoso de nuestro desarrollo es que esta tecnología se puede aplicar no solo en viviendas bajas a edificar, sino también ya construidas en regiones con probabilidad de ocurrencia de eventos sísmicos o terremotos”, destaca Daniel Ambrosini, líder del proyecto e investigador del CONICET en el Instituto de Mecánica Estructural y Riesgo Sísmico (IMERIS) con sede en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO).