La aerolínea JetBlue enfrenta retos puntuales para mantenerse operativa, por un lado está el hecho de que le urge alcanzar su rentabilidad, objetivo este que está más difícil tras no poder concretar su fusión con Spirit Airlines, a dicho desafío se le suma su acelerada perdida de competitividad, sobre todo en el mercado dominicano donde las quejas de usuarios parecen ser una constante.