El ochenta por ciento de los adultos mayores de 65 años tiene al menos una afección crónica, mientras que el 68 % tiene dos o más, por lo que se hace necesario buscar la atención de un médico internista.

¿Por qué? Son los especialistas que aplican el conocimiento científico y la experiencia clínica al diagnóstico, tratamiento y atención compasiva de adultos en todo el espectro, desde la salud hasta las enfermedades complejas.

Los internistas apuestan a la prevención de enfermedades. Pueden ser llamados por otros especialistas para consultar a un paciente, explica el doctor Hamid Feiz, quien tiene más de 20 años de experiencia en medicina de adultos y geriátrica.

Para la Organización Mundial de la Salud, la medicina interna se especializa en prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades de los adultos, sin usar procedimientos quirúrgicos y aunque es muy necesaria para atender enfermedades que afectan determinados órganos del cuerpo, sigue en el anonimato para algunos pacientes.

Pacientes de medicina interna

Si un paciente maneja un cuadro con enfermedades de las arterias coronarias, insuficiencia cardíaca, diabetes, obesidad, afecciones pulmonares crónicas y artritis, que son los que más llegan a la consulta, debe ir a un médico internista.

El galeno explica que en Estados Unidos  y Europa  la mayoría de los adultos mayores está bajo el control del internista. “Lamentablemente en República Dominicana, aunque la especialidad está bien definida, hace falta entrenamiento apropiado para manejar enfermedad crónica y compleja”.

Con el objetivo de brindar acceso oportuno a atención médica inmediata en medicina interna, crea el centro de cuidados de la salud IDA -Inmediate Doctor Access- por sus siglas en inglés, en el país.

La idea de este proyecto de salud lo materializa  acompañado de un equipo integrado por médicos locales e internacionales certificados en Estados Unidos.

Cuenta que gracias a su vasta experiencia obtenida en Estados Unidos inicia las operaciones en el país, pero el gran repunte lo obtiene con la llegada de la pandemia por Covid-19.

“Comienzan a escasear las camas, emergencias repletas y la crisis sanitaria se agravó. Ahí llegaron los primeros pacientes a quienes atendimos en sus casas  y pudimos salvarles la vida ”.

Un concepto de medicina especializada personalizada, más privado, donde el paciente puede tener todas las atenciones bajo un mismo techo y que una persona tenga todo su historial, para así evitar la repetición de analíticas, riesgos de errores y opiniones diferentes y menos costos, es lo que ofrecen.

El principal objetivo es brindar atención médica a nivel de los