Ginebra/ Addis Abeba, 26 de marzo – Los conflictos y la violencia siguen siendo los principales agentes impulsores del desplazamiento y de los movimientos en África Sub-sahariana en 2022, exacerbados por impactos y peligros climáticos cada vez mayores, de acuerdo con un nuevo informe lanzado hoy por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Comisión de la Unión de África (CUA).

El mencionado informe, la segunda edición del Informe sobre la Migración en África, pone de relieve que la migración ocurre principalmente dentro del continente africano y no más allá de sus fronteras.

El informe enfatiza los inter vínculos entre los agentes impulsores de la migración en África, incluyendo las disparidades económicas, la inestabilidad política y los impactos del cambio climático. La sequía prolongada en el Cuerno de África y las inundaciones estacionales severas en todo el continente evidentemente han llevado a desplazamientos internos récord en 2022, agregándose al hecho de que muchos países africanos han experimentado conflictos y eventos climáticos al mismo tiempo.