En los confines del Sistema Solar, más allá de los planetas y las órbitas de los cometas, se encuentra un límite misterioso y fascinante conocido como la heliopausa. Veamos de qué se trata, cómo se forma y por qué es importante para nuestra comprensión del espacio interestelar y la influencia del Sol en el cosmos.

 

¿Qué es la Heliopausa?: La heliopausa es el límite exterior del Sistema Solar, donde la influencia del viento solar cede ante la presión del medio interestelar. Es aquí donde la heliosfera, una burbuja protectora creada por el viento solar, termina y comienza el espacio interestelar. La heliopausa marca la transición entre el dominio del Sol y el vasto vacío del espacio interestelar.

 

Formación y Estructura: La heliopausa se forma debido a la interacción entre el viento solar, una corriente de partículas cargadas emanadas por el Sol, y el medio interestelar, compuesto por gas y polvo disperso en el espacio. A medida que el viento solar viaja a través del Sistema Solar, se expande y se desacelera gradualmente debido a la presión del medio interestelar. Finalmente, alcanza un punto donde la presión del medio interestelar iguala la presión del viento solar, formando así la heliopausa.