La última ronda de parques eólicos marinos que se construirá en el Reino Unido podría reducir las facturas de energía de los hogares produciendo electricidad muy barata.

 

Los proyectos de energía renovable, incluyendo parques eólicos y solares en tierra y mar, han sido subvencionados hasta ahora por los planes de apoyo del gobierno. Esto ha llevado a algunas personas a quejarse de que la energía limpia está en realidad aumentando las facturas.

 

Sin embargo, los proyectos de energía eólica marina aprobados más recientemente probablemente funcionarán con «subsidios negativos», es decir, devolviendo dinero al gobierno. El dinero se destinará a reducir las facturas de energía de los hogares, ya que los parques eólicos marinos comenzarán a producir energía a mediados de la década de 2020.

 

Esta es la conclusión de un análisis de un equipo internacional dirigido por investigadores del Imperial College London, publicado en la revista Nature Energy.

 

El investigador principal, el Dr. Malte Jansen, del Centro de Política Ambiental de Imperial, dijo: «La energía eólica marina pronto será tan barata de producir que superará a las centrales eléctricas de combustible fósil y podrá ser la forma más barata de energía para el Reino Unido. Los subsidios para la energía solían aumentar las facturas energéticas, pero dentro de unos pocos años la energía renovable barata las reducirá por primera vez».

 

El análisis para cinco países de Europa, incluido el Reino Unido, se centró en una serie de subastas gubernamentales para parques eólicos marítimos entre febrero de 2015 y septiembre de 2019. Las empresas que quieren construir parques eólicos pujan en las subastas declarando el precio al que venderán la energía que producen al gobierno.