Un tribunal condenó por primera vez a exagentes de seguridad por violencia sexual contra mujeres transgénero en el marco de un juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en centros clandestinos de detención de la provincia de Buenos Aires durante la última dictadura militar (1976-1983) en Argentina.

Los tres jueces del tribunal federal de La Plata, suburbio al sur de la capital argentina, dictaron el martes penas que van de prisión perpetua a los 25 años de cárcel contra 11 acusados por homicidio, desaparición forzada, privación ilegal de la libertad, torturas, violencia sexual, sustracción, retención y ocultamiento de identidad de niños nacidos durante el cautiverio de sus madres, entre otros hechos.

El juicio llamado “Brigadas” arrancó en octubre de 2020 y juzgó los delitos cometidos en los centros clandestinos de detención conocidos como Pozo de Banfield, el Pozo de Quilmes y las brigadas de Lanús y San Justo, que funcionaron como epicentro del plan represivo ejecutado