La procuradora general de la República, Miriam Germán Brito, sugirió un pacto de Estado para poder solucionar el problema penitenciario, ya que no puede existir la reinserción social de los privados de libertad sin un adecuado sistema penitenciario.

Dijo que el esfuerzo no solo puede ser del ministerio público, sino de todos los órganos y entes del Estado, de la sociedad y de los principales actores políticos y no ser una parte de una propaganda electoral, sino del compromiso de una mejor nación que debe reflejarse en su centro penitenciario.

La magistrada dijo que es importante que el abordaje de esta situación se realice con la mayor objetividad posible, teniendo en cuenta la gravedad de lo ocurrido y las dificultades institucionales que han afectado históricamen