A Joel Mercado en LISTÍN DIARIO se le conoció por la periodista Dayana Acosta. Fue en los tiempos de la pandemia por el Covid-19. En ese momento, los medios de comunicación tuvieron que reinventarse y, la interpretación de lengua de señas se convirtió en una de las maneras a las que este periódico recurrió para montarse en tren de la inclusión. Es así como cada domingo, este joven tenía a su cargo un resumen de algunas notas de la semana.

Compromisos de trabajo no le permitieron continuar con este aporte que, a través de este medio, Joel hacía a la comunidad de personas con discapacidad auditiva. Eso sí, al parecer valió la pena, porque ¿quién no lo ha visto en televisión o en algún acto público? Es un muchacho famoso que, a base de profesionalismo y de la empatía que muestra hacia quienes necesitan de su interpretación, ha podido llegar muy lejos en el área de la lengua de señas.

Invitado para que cuente la historia que tiene detrás de esos gestos que hablan de solidaridad y de amor al prójimo, Joel llegó a LISTÍN DIARIO y poco tiempo bastó para que confirmara lo que dice este párrafo al inicio. “Incursioné en la lengua de señas para enseñar la palabra de Dios a quienes no podían escucharla”. No bien habló su boca cuando ya sus ojos lo confirmaban con un brillo que dejó al descubierto su satisfacción.