Cumpliendo el mandato de la escritora alemana Anna Seghers, la fundación que lleva su nombre distingue cada año a dos autores jóvenes, uno alemán y otro latinoamericano. Seghers huyó del nazismo en 1941 y se refugió en México, donde vivió hasta regresar a la entonces RDA, en 1947.

Entre los galardonados desde 1986, figuran Gioconda Belli, Pedro Lemebel y Fabián Casas. En 2024, el premio, dotado con 12.500 euros para cada uno, recae en el alemán Johannes Herwig y en el costarricense-puertorriqueño Carlos Fonseca.

El escritor centroamericano, autor de las novelas Coronel lágrimas, Museo animal y Austral, y profesor en la Universidad de Cambridge, celebra este premio con una feliz coincidencia. Al teléfono desde Londres, donde reside, Fonseca cuenta a DW que en el mes de febrero se publica la traducción al alemán de su última novela, por la editorial Wagenbach. En abril presentará Austral en Berlín, Múnich, Bremen, Hamburgo, Fráncfort y Halle, invitado por el Instituto Cervantes.