República Dominicana cuenta con una amplia oferta turística basada principalmente en los atractivos naturales que el país tiene para ofrecer al visitante, esto va unido a la oferta de hospedaje de cadenas de prestigio internacional más la apuesta de las locales. Sin embargo, con el paso del tiempo, la referida oferta de hospedaje ha tenido que diversificarse con el objtivo de captar a un turista más exigente.

Por ello, el sector trabaja en posicionar al país en el turismo de lujo y ultralujo, avalado por la apuesta que estarían concretándose en el Este (Punta Cana, Macao, Miches) y Norte (Punta Bergantín) por parte de Marriott, Meliá, Grupo PuntacanaTropicalia, entre otros grupos turísticos. Sin dejar de lado los proyectos y próximas marcas en Cap Cana.

Ante la realidad de RD de convertirse en un destino turístico de lujo, el ministro de Turismo, David Collado, indicó que es importante que marcas de lujo y ultralujo den un espaldarazo al sector para captar a un turista de alta gama.