Clientes del mercado municipal de  esta ciudad atraparon a un supuesto ladrón, cuando este alegadamente pretendía sustraer las pertenencias de un comprador.
Algunos aseguran que la delincuencia los azota, y consideran que el toque de queda, al igual que la cuarentena se la pone fácil a los antisociales.
“Ahora hay más ladrones que antes, con el toque de queda hay más robos, ellos están felices, si por ellos es que no lo quiten”, puntualizó Nestor González, un mercader.
A media tarde de este martes fue sorprendido infraganti en el mercado de San Cristóbal, este hombre conocido como niño, quien en todo momento rechazó que tuviera la intención de robar.
“Yo no hice nada, yo tenía una sombrilla y se me cayó, pero no le he hecho nada a ellos y vinieron y me entraron a golpes”, gritaba el supuesto ladrón.
Hay quienes dicen que el obligatorio toque de queda es lo mejor que le ha podido pasar a los ladrones.
Ante el peligro al que se exponen cada día, los sancristobalenses hacen un llamado a la Policía Nacional para que incremente el patrullaje en esa demarcación.
“Las autoridades deben poner mano dura a esto, los asaltantes no tienen piedad, si tienen que matar a alguien lo hacen sin problemas, esto está fuerte”, expresó Jorgito Páez, un residente en San Cristóbal.
El alegado atracador fue arrestado y trasladado al cuartel de la Policía en San Cristóbal.