La Procuraduría Especiali­zada de Persecución de la Corrupción Administrati­va (Pepca) y la Dirección de Persecución han ocu­pado más de dos mil millo­nes de pesos en propieda­des durante los operativos realizados en el Coral, sin contar con lo incautado en el caso Pulpo.

Los operativos encabe­zados por los titulares del Pepca, Wilson Camacho y de Persecución Yeni Bere­nice Reynoso ha ocupado a la red del entramado so­cietario de corrupción li­derado por el mayor gene­ral Adán Cáceres Silvestre, más de 100 propiedades, entre ellos figuran sun­tuosas viviendas, fincas, villas, plazas y lujosos ve­hículos de última genera­ción.

Camacho dijo que eso es parte de la forma actual de perseguir la corrupción, señalando que la procura­dora general Miriam Ger­mán no sólo persigue los implicados en casos de corrupción, sino que tam­bién procura recuperar el dinero que se haya podido dilapidar del erario.

Sostuvo que hay un nue­vo estándar en la investi­gación de los casos de co­rrupción, construido con muchas horas de trabajo y la combinación de la expe­riencia y la juventud.

Expresó que la calidad de los procesos investiga­dos se pueden advertir en la calidad y cantidad de las evidencias que se aportan para las medidas de coer­ción.

“Es evidente que se tra­ta de un trabajo sistemáti­co, organizado y trabajado con rigor metodológico, con rigor científico”, adujo el procurador adjunto.

Dijo que en la medi­da de coerción en el caso Pulpo, cuyo principal im­plicado es Alexis Medina Sánchez, hermano del ex­presidente Danilo Medina, refiere que “el caso impli­caba en ese momento ca­si 5 mil millones de pesos, pero que ahora es más. Los casi 5 mil millones de dine­ro movido por la red Pulpo hasta ese momento confor­me nuestros datos. Repito, es más”.

El 24 de abril se realiza­ron 27 allanamientos en el Distrito Nacional, Santo Domingo, La Vega, Mon­te Plata y San Francisco de Macorís y otras provincias. Mientras que el 20 de mayo un equipo de fiscales rea­lizó 18 allanamientos en el Distrito Nacional, Santo Domingo, La Vega, Mon­te Plata y San Francisco de Macorís, los que incluyen varias fincas, villas, aparta­mentos, locales comercia­les, entre otros.

Los fiscales de la Pepca incautaron varias fincas de cacao en la carretera de Ca­marón, en Los Botados, Ya­masá, de Monte Plata; una finca de auyama y chinola de 249 tareas, un terreno a nombre de uno de los im­putados, así como una fin­ca de piña de 754 tareas en Chirino, Monte Plata.

Entre los acusados están además de Cáceres Silves­tre, se encuentra el coro­nel Rafael Núñez de Aza, la pastora Rossy Guzmán, su hijo Tanner Flete Guzmán, el mayor de la Armada, Ale­jandro José Montero Cruz, y el mayor Alejandro Girón Jiménez.