La cantante colombiana Shakira paralizó este martes Times Square, en Nueva York, donde convocó a miles de personas, en su mayoría jóvenes de diversos países, a un concierto gratuito para presentar su nuevo disco ‘Las mujeres ya no lloran’, que anunció poco antes del evento a través de sus redes sociales.

Una hora antes del concierto ya había mucho público reunido, -neoyorquinos y turistas- entre las calles 45 y 46 de la popular zona donde se preparó un escenario en el techo de un edificio, rodeado de pantallas de luces que proyectaban su imagen y con un balcón con una barandilla que parecía de cristal.

Mientras, un reloj, en una gigantesca foto de Shakira vestida con un corsé negro y un bikini que simulaban diamantes que parecían caer y amontonarse a sus pies, iba marcando una cuenta regresiva del inicio de su presentación.

Faltando 38 segundos, se escuchó a coro «Shakira, Shakira» y al momento cero el público comenzó a gritar. De inmediato, una imagen de una loba en la pantalla se convirtió en el rostro de la artista, que descendió al escenario en una p