El presidente del Grupo Punta Cana, Frank Rainieri propuso la unidad del liderazgo turístico de la región del Caribe, para actuar con una sola voz ante los problemas comunes, que promueva una alianza público-privada para impulsar a los gobiernos a una cumbre del turismo.

Planteó la necesidad de crear una aerolínea regional que sirva como puente aéreo, y la eliminación de los visados para los turistas que se trasladan de una isla a otra en el Caribe.

Así lo expuso el reconocido empresario en la Cumbre de Sostenibilidad e Inversión del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), donde habló sobre las buenas prácticas que ejecuta el grupo que preside en la preservación de los arrecifes de coral, desde hace 20 años, y la importancia de que la gente se involucre como activo principal.

“Eso es lo que nos hace diferente, es el ser humano, la participación de la gente, hacer que se involucre, establecer enlace”, con ese ejemplo instó a mantener a las familias unidas en las ciudades del entorno de los resorts, retener el talento, ya que se está perdiendo fuerza laboral que se va a otros lugres.

En cuanto a su propuesta de alianza en el sector turístico de la región, dijo que debe ser impulsada por los empresarios.

“Tenemos que tener una política coherente, pero tiene que ser producto de una alianza público-privada en que el liderazgo empresarial y el liderazgo político se unan. Díganme ¿cuándo se ha reunido el liderazgo político del Caribe a tratar lo que es lo más importante de la economía del Caribe?, nunca, se reúnen a discutir otras cosas que son políticas…pero no ha habido un liderazgo para el turismo. Necesitamos eso”.

Rainieri, quien es embajador de medioambiente del WTTC resaltó que no debe haber rivalidad en el turismo de la región, que ese tipo de reuniones, como la cumbre de WTTC y la que promueve con los Gobiernos de la región, sirven para fortalecer la industria y que siga creciendo.

“Tenemos que tener buenas prácticas y crear conciencia internacional de que el destino del Caribe es seguro, que respeta el medio ambiente, con responsabilidad social y donde nuestros visitantes son bienvenidos en todo lugar. Pero no podemos tener un destino donde tú necesitas siete visas diferentes para visitar y tu va a Europa, que es 30 veces más grande que nosotros y tiene 20 veces más población, y recorres nueve países y no necesita una visa. No te cobran los cargos que cobran todos los gobiernos. Cada vez que tu entras un país (en el Caribe), en cada uno tiene 60 y 80 dólares de impuestos y eso lo hace antieconómico”, expuso Rainieri.