Los también conocidos como levantadores hidráulicos de válvula o taqués de válvula hidráulica, son piezas que forman parte de los componentes esenciales en el tren de válvulas de cualquier motor de un vehículo de combustión interna. Estos taqués tienen como principal labor la de mantener el espacio correcto entre los componentes del tren de válvulas y las propias válvulas cuando el motor está funcionando.

 

La forma de trabajar que presentan estos taqués hidráulicos se lleva a cabo en base a un sistema de fluidos que consiguen mantener dentro de los parámetros correctos al juego de válvulas. La fórmula es relativamente simple, ya que en líneas generales consta de un cilindro hueco con un pistón y un poco de aceite en su interior para facilitar el rozamiento. Una vez que el motor se pone en funcionamiento, la presión que ejercer el aceite actúa sobre el pistón dentro del taqué, movimiento que conseguirá un ajuste automático en la holgura entre la válvula y su correspondiente asiento.

 

Como consecuencia se reduce el desgaste del motor, así como a lograr reducir los ruidos al funcionar puesto que compensa de forma automática el desgaste que de manera natural se produce entre los compon