De las causas más frecuentes de demandas médicas se encuentran las negligencias médicas, imprecisión o errores de diagnóstico, ausencia de consentimiento informado a los familiares y pacientes, lesiones o efectos adversos en procedimientos quirúrgicos, infecciones adquiridas en centros hospitalarios, entre otras.

Así lo explicó el ginecólogo obstetra y abogado, Domingo Peña Nina, al participar como conferencista invitado de la Sociedad Dominicana de Pediatría, durante un encuentro dirigido a la actualización de los especialistas en esa especialidad en torno a las demandas y los elementos a considerar para evitarlas.

El experto destacó que estudios revelan que el 80% de los ginecobstetras han sido o serán demandados al menos una vez durant