El ministro de Hacienda, Donald Guerrero, aclaró ayer que, contrario a lo que se especula, el Gobierno dominicano no se está endeudando para pagar intereses porque el 100% del interés generado por el endeudamiento se está pagando con los ingresos generados por las recaudaciones fiscales.

“Los resultados son muy diferentes a lo que se está especulando en algunos medios y en algunos sectores. República Dominicana no toma financiamientos para pagar intereses, nosotros estamos tomando financiamientos para cubrir el déficit, pero las recaudaciones cubren el 100% del gasto corriente, incluyendo intereses y parte del gasto de inversión”, enfatizó el ministro durante la presentación del informe de los Resultados de las Finanzas Públicas 2019.

Deuda en 52% al 2019

Guerrero detalló que en el 2019 las fuentes de financiamiento ascendieron a US$5,397 millones, mediante una combinación de bonos externos, bilaterales y multilaterales que buscaba obtener las mejores condiciones financieras.

Agregó que al cierre del año pasado la deuda del Sector Público No Financiero (SPNF) representó el 40.4% del producto interno bruto (PIB). Al sumar el déficit cuasi fiscal del Banco Central (BCRD), que según dijo ronda los US$10,000 millones, la deuda se sitúa en 52% del PIB.

Respecto al proyecto de ley para la Recapitalización del Banco Central, que se encuentra en el Congreso Nacional y mediante el cual se definirán los mecanismos de reducción del déficit cuasi fiscal de la entidad, el ministro dijo esperar que se apruebe en el transcurso de este año.

El ministro de Hacienda destacó que del 2012 al 2019 los ingresos del Estado prácticamente se duplicaron producto de los esfuerzos de la Dirección General de Aduanas (DGA) e Impuestos Internos.

Indicó además que en  2012 el PIB de República Dominicana era de alrededor de US$60,000 millones y que esta gestión de Gobierno terminará con un PIB cercano a los US$90,000 millones.

Es por esto que Guerrero resaltó que el Gobierno que sea elegido en mayo próximo recibirá un balance de las finanzas públicas robusto y muy atractivo para el clima de inversión.