e le atribuyen altos contenidos de vitamina C, fibra, nutrientes y propiedades antibacterianas y anticancerígenas, pero la verdad es que el brócoli (Brassica oleracea var. Itálica) no figura entre las verduras favoritas.

Pero eso será hasta que prueben estas exquisitas recetas y pongan en agenda otras opciones que tienen como base esta hortaliza verde que comparte género con el repollo, la coliflor, el colinabo  y la col de Bruselas.

Aunque la cocción más conocida es hervida, dice el afamado chef español José Andrés “que si los padres realmente quisieran que sus hijos comiesen brócoli, se lo darían asado al horno en lugar de hervido” (Verduras sin límites, 2009).

“Cocinarlo con calor seco ayuda a extraer tanto su dulzura natural como su lado crujiente, de modo que todo el mundo sale ganando”. Ya lo saben, así que ¡manos a la cocina!

Ensalada de brócoli

Existen tres variedades de brócoli cultivadas.  El morado es de lo mejor, escribe Selene Yeager en La guía médica de remedios alimenticios (ed. Rodale). “Se dará cuenta en el supermercado de que el brócoli a veces es tan oscuro que casi llega a morado. Eso es bueno. El color oscuro significa que contiene una mayor cantidad de betacaroteno”, apunta citando lo que dicen los expertos.

Y agrega que, por el contrario, si lo ve amarillento es mejor no comprarlo, porque eso “quiere decir que está viejo y sus beneficios nutritivos se están agotando”.

De la misma Selene Yeager seleccionamos esta ensalada de brócoli. Para hacerla necesitas 4 tazas de cabezuelas de brócoli, 1/4 taza de cebolla morada finamente picada, 3 cucharadas de pasas, 2 cucharadas de semillas de girasol tostadas, ¼ taza de yogur natural sin grasa, 2 cucharadas de jugo de naranja fresco y 1 cucharada de mayonesa de grasa reducida.

Pon el brócoli, la cebolla, las pasas y las semillas de girasol en un tazón grande; bate a mano el yogur, el jugo de naranja y la mayonesa hasta mezclarlos bien; ahora vierte sobre la mezcla del brócoli y revuelve hasta cubrir. Da para 4 porciones.

Brócoli a la crema

De  Margaret Bread y “100 recetas diet bajas en carbohidratos” es este plato de brócoli a la crema. Consigue estos ingredientes para tres porciones: 500 gramos de brócoli, 1 taza de crema de leche, 100 gramos de queso parmesano rallado, pimienta negra molida y sal al gusto.

Lava el brócoli, separa las ramas y corta los tallos en trozos. Colócalos en una cacerola, con un dedo de agua y cuece, tapado, hasta que esté suave. Luego retira y coloca el brócoli en una fuente para horno. Cubri con la crema, salpimenta a gusto y espolvorea con el queso parmesano rallado. Lleva al horno unos minutos.

Cocina. ¿Qué más puedes hacer con brócoli?  Tortillas con brócoli y queso, brócoli y coliflor al horno, gratinado, con salsa de crema y mostaza, croquetas de brócoli con queso ¡y todo lo que gustes!