Diversos centros educativos del Gran Santo Domingo están optando por métodos alternativos para la vacunación de sus estudiantes.

En el Liceo República de Argentina, los jóvenes son transportados cada vez que según su fecha de vacunación les toca su próxima dosis, bajo el consentimiento de sus padres o tutores.

“En el caso de nosotros nos movemos a la escuela Estados Unidos de Norteamérica y allí se les colocan las vacunas a los chicos. También hay otras escuelas del Distrito 15- 03 con este método”, declaró Angeli Mateo.

Mientras que la escuela Socorro Sánchez, del sector Santo Domingo Este, quien funge como doctora encargada de la enfermería del centro, se mantiene al pendiente de los datos y cada cierto tiempo solicita personal médico del Ministerio de Salud Pública para la inoculación del alumnado sin salir de su casa de estudios.

Otras academias se han limitado a dejar este proceso en manos de las familias del alumnado, ya que no conocen los movimientos de solicitud para llevarlas a sus planteles.

Un tema recurrente dentro del personal docente son los múltiples casos de maestros que han dado positivo al virus y luego de licencias vuelven a dar clases.

“Aquí había varios profesores contagiados, eso fue casi como un efecto en cadena”, explicó una educadora en la escuela Socorro Sánchez.