En Arroyo Bonito aún no llueve y la cañada de la “Malanga” en Manoguayabo ya inició a llenarse de agua.

Sus residentes enseñaron a miembros de la prensa cómo esta comienza a mostrar los primeros indicios de subir y adentrarse hasta los hogares de los lugareños.

Llena de basura y escombros e incluso en proceso de construcción, los vecinos ya están estableciendo sus propios protocolos para que si llega a desatarse una inundación en el lugar, no durar tantos días sacando el agua de sus residencias.

“Yo de mi casa he sacado hasta 100 latas de agua mal contadas, yo tengo 10 años viviendo aquí, cada vez que cae un chin de agua debemos estar preparados con la lata para sacar el agua de la casa, lo de la tormenta me preocupa, el agua no baja porque el puente se bajó y lo que está es “atajado”, tampoco uno se puede ir porque cuando viene a ver se queda sin casa y sin trastes”, contó Obispo Polanco.

A las cercanías de la cañada “Malanga”, revistada de amarillo y con un cántico que se siente en la comunidad, hay una iglesia llamada “Luz de Pérgamo”, allí los presentes se encontraban orando para «que la tormenta se desviara» mientras las aguas de la “Malanga” subían los primeros niveles de los blocks de la pequeña casa de concreto y zinc.

“Me congrego desde hace ocho años, la comunidad viene mucho aquí, tenemos cultos los miércoles, viernes, sábados y domingos, cuando el agua va subiendo nos movemos de la iglesia, tomamos las precauciones para que no nos quedemos sin nada o en la calle”, explicó Oderson Charles, quien se congrega en esa iglesia.

La Caasd   

Una comisión encabezada por Felipe Suverbí “Fellito”, director de la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (Caasd), explicó el proceso de reconstrucción y trabajos en la “Malanga”.

“Como estamos haciendo 40 kilómetros de cañada, las comunidades vulnerables como esta tenemos contratistas con equipos para dar respuesta lo más eficientemente posible, yo estimo que este proyecto está incluido en las once cañadas, durar