Pese a la intervención que las autoridades locales del Ministerio de Deportes que dirige Tony Peña han realizado en la Gran Arena del Cibao y a que el Ministerio de Obras Públicas asfaltó el parqueo completo, una de las instalaciones deportivas más emblemáticas del país, la Gran Arena del Cibao presenta franco deterioro en su infraestructura.

Según Tony Peña desde la institución que dirige trabaja en la reparación del techo de la Gran Arena, luego de que con las últimas lluvias registradas en Santiago, algunos juegos del Torneo Superior se retrasaron por las goteras que se filtran por el techo y que caen en el mismo tabloncillo.

Robinson Aracena, administrador del torneo Superior de Santiago, entiende que son muchas áreas que deben ser intervenidas en lo inmediato, como el techo que tiene varios orificios que funcionaban como extractores para sacar el aire caliente y por ahí se producen las filtraciones de agua lo que conlleva a un mayor deterioro inclusive de otras áreas.