La certificación de calidad que obtuvo el Instituto Espaillat Cabral, de parte del Programa de Acreditaciones para  Instalaciones de Salud de Estados Unidos (HFAP, por sus siglas en inglés), lo convierte en el primer centro quirúrgico ambulatorio dominicano en lograr ese reconocimiento, y el primero también que lo logra fuera de Norteamérica.  

Con esta certificación, el centro especializado en oftalmología tiene que mantener los estándares de calidad que se exige en Estados Unidos, porque será evaluado con los mismos parámetros que los que funcionan en esa nación.

La HFAP, una de las principales firmas de acreditación de los Estados Unidos, validó que la clínica, fundada en el 1970, satisface todas las pautas de calidad que abarcan mejores prácticas en todos los procesos de atención al paciente a nivel mundial.

Llegar a ese nivel implicó realizar inversiones en infraestructuras físicas, instalaciones hospitalarias y recursos humanos, y  agotar un riguroso proceso de evaluación que llevó varios años, según  explicaron el director médico del Instituto Espaillat Cabral, Arnaldo Espaillat Matos, y la directora administrativa, Claudia Arvelo, durante el Desayuno de Listín Diario, que fue encabezado por el director del diario, Miguel Franjul.

Los directores del centro participaron acompañados de Amelia Reyes Mora, vicepresidenta de la Asociación Dominicana de Turismo de Salud, quien destacó los beneficios que representa ese acontecimiento para República Dominicana.

Beneficios
El director del Instituto afirmó que la acreditación beneficia primero al paciente dominicano, porque vive en el país y recibirá los servicios en el territorio dominicano.

Espaillat Matos consideró que también los dominicanos que viven en el exterior, estimados en dos millones, vendrán al país a buscar los servicios de salud con más tranquilidad.

Entiende, por igual, que a medida que la estructura vaya creciendo, se puede lograr que más adelante, los 6.5 millones de turistas que visitan cada año vengan no solo de vacaciones, sino también detrás de los servicios médicos.

“Es una ganancia por los tres lados, y empezaríamos a tener buenas noticias en nuestro país, de que podemos generar buenas noticias desde nuestro país”, expresó Espaillat Matos.

Motivación
Enfatizó que la certificación puede ser el inicio de un camino para que muchas instituciones dominicanas se animen a buscarla.

Expuso que para crear los protocolos con los parámetros internacionales exigidos contrataron personal especializado.

La directora administrativa, Claudia Arvelo, precisó que para pasar las pruebas requeridas había que cumplir con más de 300 estándares de calidad. Explicó que un equipo de Estados Unidos le hizo una revisión completa al Instituto, para medir si cumple con los parámetros internacionales de la estructura hospitalaria.

Expuso que la prueba más difícil fue la concerniente a la parte de la estructura.

“El punto donde necesitábamos una transformación más grande era en la parte de la estructura física, y hoy satisfactoriamente lo logramos”, enfatizó.

Expresó que cada tres años, el centro será sometido a una evaluación, por lo que tienen que trabajar en mejoras continuas.

“La misma acreditadora nos explicó que nos iban a medir igual que si estuviéramos en Estados Unidos”, manifestó Arvelo.