Porque para el actor y director Luis Marcell Ricart no todo puede ser “chercha” en el arte y muy en específico, en el teatro, ideó el musical “El milagro de Fátima”. “Es una obra con contenido católico, dedicado a la virgen de Fátima, quien hace 102 años se le presentó a unos partorcitos, pidiendo oración y penitencia”, sostiene Ricart, quien tiene estudios en Ciencias Religiosas.  

Aunque no es un tema comercial, el musical encierra una historia que puede tocar a toda la familia, y no necesariamente a los cristianos únicamente.

Convencido de eso es que Ricart se enfrascó en este montaje, que tiene una serie de complejidades a nivel técnico y en cuanto al personal, partiendo del elenco infantil y lo dramático de la historia.

Cree importante tener un equilibrio y poder vender entradas con una obra o montaje, pero entiende que no todo debe ser una constante chercha. De igual manera, considera importante que figuras de la televisión intervengan en el cine y el teatro, porque eso ayuda a convocar un mayor público.

“También es importante dejar un mensaje de vez en cuando”, reitera el director de “El Milagro de Fátima”, que regresa a las tablas el próximo viernes 13 de septiembre, en el Teatro BlueRoom de BlueMall.

Sobre el musical

El musical producido por Theamus y bajo la dirección general de Luis Marcell Ricart, cuenta la historia de tres niños, Lucía (María Andrea Herrera, Yvette Abikarram), Francisco (Alejandro González García, Anna María Jiménez) y Jacinta (Diana González), quienes desafiaron todo tipo de atropellos, con el fin de llevar un mensaje cargado de paz, fe, amor y esperanza.

Hay que recordar que la pieza, escrita por Barbara Oleynick en 1998, está basada en hechos reales, en donde se relata las vivencias de los tres pastorcitos elegidos por la Virgen, en Fátima, a los cuales se les aparecía los días 13, con un mensaje de advertencia y esperanza.